¡Adiós sandalias!

27/09/2018
  • ¡Adiós sandalias!

  • Cómo preparar nuestros pies para el calzado de otoño.

  • Cuando llega el buen tiempo, abundan los artículos sobre cómo poner nuestros pies a punto para el verano y las sandalias. ¿Pero qué ocurre con nuestros pies cuando nos despedimos de ellas? Así pues, aquí os dejo unos cuantos consejos para que calzaros vuestros zapatos de invierno sea más llevadero y no se convierta en un dolor de pies. 

    Si lleváis las uñas pintadas, el primer paso es quitar el esmalte de uñas con un producto sin acetona y que sea suave para no dañarlas. Ahora podéis relajaros con un buen baño de pies con agua templada y un jabón emoliente que nos dará un plus de hidratación que seguro nos viene muy bien. A la hora de secar los pies, es importante hacerlo bien y sin prisas, insistiendo bien entre los dedos para evitar la aparición de hongos. Con los pies secos pasaremos a eliminar suavemente la piel muerta de los talones utilizando una piedra pómez o un cepillo suave. Aquí debeis tener cuidado, si tenéis heridas, verrugas o cualquier alteración en la piel de los pies, es mejor que consultéis con vuestro podólogo de cabecera. Del mismo modo, si observáis que vuestras uñas están descoloridas podría ser a causa de un hongo y deberíais acudir al médico. 

    Ahora toca cortar las uñas. Si no sabemos cómo hacerlo bien, lo mejor es visitar a un especialista. Si creéis que podéis hacerlo, empezaremos con unas tijeras o alicates especiales para pies. Tenemos que cortar las uñas de forma cuadrada, no redondeada y tenemos que tener en cuenta que las uñas protegen la piel del dedo, por lo que no debemos cortarlas al ras sino dejar unos milímetros. Una vez cortadas, las limaremos suavemente para suavizar los bordes. 

    Si vamos a frecuentar el gimnasio, no está de mas aplicar aceite del árbol del te a las uñas mediante un algodón. Este aceite no sólo hidratará nuestras uñas si no que nos protegerá de los hongos. 

    Una vez eliminada la piel muerta y con las uñas hidratadas, toca darse un buen masaje en los pies con una crema hidratante específica para esta zona del cuerpo. En todas las farmacias y en la mayoría de los supermercados encontrareis cremas hidratantes con urea específicas para los pies. 

    Si podéis realizar este ritual antes de iros a la cama, poneros unos calcetines de algodón que maximizarán el efecto hidratante de vuestra crema. ¡Y ya tenéis los pies listos para el otoño!


  • Cuando el cuidado del pie no basta para sentirnos cómodos.

  • Sin embargo, volver al calzado cerrado después de meses de sandalias, chanclas y demás no siempre es tan fácil. El calzado cerrado puede producirnos ampollas y rozaduras.

    Por eso es vital utilizar siempre calzado que no sea sintético, ablandar los zapatos nuevos y utilizar calcetines de fibras naturales como el algodón y la lana. Pero si aún no es suficiente, podemos evitar las ampollas y rozaduras utilizando protectores de silicona como el parche para durezas o los discos protectores para callos y juanetes, todos ellos de la Gama Classic de Sanator Silicone.

    También puede aparecer dolor plantar que podemos aliviar utilizando la plantilla que más nos convenga según el calzado a utilizar. Para calzado de uso deportivo recomendamos nuestra plantilla de carbono de Sanator que no sólo nos proporcionará comodidad sino que además absorbe los malos olores. Para zapatos planos, nos decantamos más por la colección de plantillas forradas de la Gama Comfort de Sanator Silicone y que incluye plantillas completas forradas, plantillas casual y para zapato de salón. Si vamos a utilizar zapato de tacón, podemos elegir entre las plantillas de zapato de salón y las medias plantillas forradas, un must que no podemos dejar de tener puesto que va aliviar la presión en la zona metatarsal así como en el antepié. Todas nuestras plantillas y medias plantillas tienen disponibles varios tamaños para adaptarse a los pies de toda la familia.

    A veces ocurre que el problema no está en la planta del pie, sino que la rozadura se produce en el talón debido a la dureza del calzado, ya sea por ser nuevo o por ser de un material muy duro. En este caso, el problema puede solucionarse utilizando los salvamedias de la Gama Classic de Sanator Silicone. Si queréis que el salvamedias se adapte al color de vuestro zapato, podéis elegir el salvamedias autoadherente de Sanagel, disponible en tres colores: transparente, beige y negro.

    Espero que con estos consejos luzcáis unos pies sanos y libres de dolencias, pero si tenéis alguna duda en particular sobre vuestras dolencias o nuestros productos, por favor enviadme vuestras consultas a tecnica@masermin.net e intentaré responderos lo antes posible.

    ¡¡Hasta el próximo post!!






buscar...

Últimas entradas

  • ¡Adiós sandalias!

    27/09/2018
    ¡Adiós sandalias! | Cuidado y Confiort para sus pies
    Al finalizar el verano nuestros pies pueden estar resecos y algo descuidados. En nuestro post de septiembre os damos algunos consejos para disfrutar d...

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto